sábado, 12 de septiembre de 2009

MOM Y PAC EN MEXICO Y CUBA


Plaza en La Habana



Inauguracion junto a Ulises Castellanos e Ivan Lizarraga la exposicio 9 LUNAS MOM de Eduardo Segura en MAzatlan Mexico.



http://analisisdigital.com.ar/noticias.php?ed=866&di=1&no=113109

Primera serie completa y expuesta en Mazatlan,Mexico

Octubre a Diciembre de 2009






Eduardo Segura represento a Argentina en Mexico y Cuba
Nombrado catedratico del instituto internacional de periodismo Jose Marti de la Habana Cuba.



Viajó a México y Cuba a exponer y brindar el (PAC) Proceso de Activación Creativa.
Fotógrafo, músico, cineasta, docente. Eduardo Segura no para de hacer y pensar el hacer. Y la palabra que caracteriza al director académico de Una Foto Escuela, organizador de los Festivales Internacionales de Fotografía de Paraná, director de la Fototeca Entre Ríos, representante en Sudamérica del Fondo Iberoamericano de la Fotografía y fue nombrado "Catedrático del Instituto Internacional de Periodismo José Martí " de La Habana, Cuba, es crear. El cordobés radicado en Paraná, desarrolló el Proceso de Activación Creativa (PAC), un entrenamiento que transmite en distintas partes del mundo como en la escuela de música Paulita Concepción o el Instituto Internacional de Fotoperiodismo José Martí de La Habana, Cuba o en el Simposio Internacional de Fotografía en Mazatlán, México.Al regreso de sus viajes de trabajo a México y Cuba, Eduardo Segura habló con Escenario. Los objetivos de estos viajes fueron: la inauguración de la muestra fotográfica 9 Lunas – MOM; el dictado de un seminario de autor y el desarrollo de los Talleres de PAC (Programa de Activación Creativa). En dos semanas y media en ambos países, segura dictó 9 conferencias magistrales.—De acuerdo a tu apreciación, ¿cómo se trabaja en México y cómo se trabaja en Cuba la imagen?—De la misma forma, siempre tratando de evocar las costumbres de los lugares y con un gran sentido de identidad. De muchas maneras el centroamericano utiliza su raza nativa para defenderse de los avatares de la colonización traumática de la globalización. Argentina es un pequeñísimo nodo cultural que sólo está sostenido por dos o tres puntos de interés: el tango, las ballenas y las cataratas. Aquí sólo vienen porque el dólar es oferta en el cambio pero de por sí no tenemos políticas artísticas ni culturales nacionales que avalen a Argentina como un país que ayuda a los generadores de arte. En México yo trabajo cómodo. En Cuba soy catedrático del Instituto Internacional de Fotoperiodismo José Martí. En el Caribe nos respetan mucho por haber hecho el Festival Internacional de Fotografía de Paraná. Somos un referente por medio del festival ya que hacemos las cosas con una energía muy especial e invitamos solidariamente con muy buena disposición. Este año hicimos el segundo festival y participaron fotógrafos de 11 países. Eso es muy complejo de realizar desde una ciudad como la nuestra. El que viene se llama Magneto y será en 2011.—¿Qué resultados provocás con el método PAC? ¿Es más método, teoría o práctica? ¿Cómo lo generaste?—Lo logré con muchísimas horas de investigación, prueba y estudio. Como método es la práctica de ejercicios y de situaciones elementales que evocan a la persona como un integrante de una tribu. Desde PAC estimulo los sentidos desde todas las áreas posibles. Es un método personal y que lo llevo a todos los sitios que me lo pidan como material de experimentación educativa.
—¿Qué te provocó ser nombrado catedrático del Instituto Internacional de Fotoperiodismo José Martí?—Un honor inmenso. Algo que llevaré conmigo como representación al trabajo docente y a la ética y moral como persona. Insisto en destacar que ser catedrático de un Instituto como ese es como llevar la cocarda del campeonato del mundo porque Cuba nombra sólo a personas de gran conocimiento en esos cargos y a quienes respeta por su trayectoria y estímulo a las artes. Tanto en la divulgación en la fotografía como a quienes han cumplido con valores humanos y éticos. Ellos están muy abiertos a mi trabajo tanto en lo netamente fotográfico, como generador de una galería, escuela y también a los intercambios futuros.—¿Quién es tu maestro?—Tuve y tengo dos maestros a quienes les debo todo. Uno se llama Alfredo Caminos quien es mi mentor y mi guía en la oscuridad y en todo momento, quien respeto y me pongo a su disposición cuando sea para lo que sea. Y el otro es Eduardo Sahar a quien me dispongo de la misma forma porque ellos han sido mis guías y mis brújulas en todo momento.—Con la fotografía obtuviste reconocimiento internacional, ejercés la docencia, ¿qué esperás de ella hoy? ¿Qué buscabas en la fotografía al inicio de la carrera?—He obtenido reconocimiento internacional como generador de cosas como director de Una Foto Escuela y la Fototeca de Entre Ríos, por ser ético y creíble y además de llevar y traer 10 muestras por año hace 13 años, en Paraná, cuando aquí no pasaba nada. No espero nada de nadie, no pido nada a nadie por dos cosas: primero porque el reclamo luego es interesado y condicionado y porque mis méritos son más valederos ya que al obtener todo por invitaciones institucionales, universitarias, de ayuntamientos y de privados de afuera yo siento que el agradecimiento es mutuo, y me hacen sentir necesario. Tengo personas que quieren aprender mi oficio a mi lado y que son humildes para aprender. La persona que quiere aprender debe ser humilde y tener el espíritu sano porque el arte es la exacerbación de los sentidos y de la naturaleza del hombre. Yo buscaba al inicio de mi carrera sólo ser una buena persona como fotógrafo, alguien ético. He crecido mucho y sigo siendo alumno de todo. Agradezco a mis amigos, a mis enemigos, agradezco a quienes no supieron entenderme cuando les dije que tomen el camino de la cordura y de la razón. Busco la verdad, busco el misterio de las cosas hechas con buena onda sin estar buscando rédito económico inmediato. Busco hacerme de mi camino sin que nadie me de la palmada en el hombro. Busco ser fiel a mis sentimientos y a mi espíritu noble y desinteresado. Busco la conciliación y el buen mérito para lograr las cosas. Uno debe ganarse el peso con el sudor de su frente y de su cuerpo-mente.—¿Qué sensaciones te despierta presionar el obturador hoy? ¿Qué pensás cuando captás una foto?—Lo mismo que tocar la puerta de la casa de un extraño. Pienso que disparar una foto es como hacer el amor con un extraño, es el misterio de lograr algo distinto cada vez que uno dispara.—¿Tu hijo sigue tus pasos en la fotografía? ¿Cómo sigue la música y la filmografía?— Estoy buscando urgente músicos para grabar y salir a tocar “El sendero de las mariposas”, mi segundo disco y estoy haciendo un casting de músicos que tengan ganas de hacer música y eso a veces cuesta encontrar. Por otro lado estoy preparando mi tercer largometraje. Espero la contestación de algunos contactos para la filmación de El amor no es ciego.Por lo pronto como voy y vengo estoy en las convocatorias semanales de fotos de mujeres embarazadas y mamás con sus hijos. Este trabajo que está ahora en Mazatlán, México que se llama MOM se va haciendo más grande porque estoy desarrollándolo en cada lugar donde voy y con la gente que tiene onda y viene a mi estudio.

1 comentario:

marta dijo...

Estimado Eduardo, cuando leo lo que escribis sobre tu vida como fotógrafo, me llena de emoción y reconocimiento hacia vos. Y además me voy enterando de algunos trabajos tuyos que no conocía, me encantaron las fotos y las de las madres embarazadas son bellísimas, felicitaciones amigo y saludos a tu hermosa familia.
saludos, marta

Eduardo Segura Caleidoscopio